Please enable JS

Exposiciones

Procesos y Fluidos

José Manuel Martínez Pérez

21/10/2016 - 08/01/2017


Procesos y Fluidos

La verdad sobre José Manuel es simple: Es un magnífico dibujante y escultor.

Y como toda verdad se percibe con solo contemplar una obra suya cualquiera.

Y como todo lo simple encierra detrás lo complejo: habilidad, don, talento..., ese algo innato al que ponemos varios nombres. Más trabajo y dentro de este: Estudio, voluntad y perseverancia. Tan solo eso, casi nada...

Le escultura y el dibujo de José Manuel Martínez Pérez nos retrotrae al maestro renacentista, humanista, multidisciplinar, genial. Hay eco de los grandes: Miguel Ángel, quizá encabezándolos... Su obra tiene adémas ese algo especial y único de los dotados con el talento, una impronta que la define de modo definitivo, eso que hace que después la reconozcas al instante entre otras.

Lo que "salta a la vista" es que en sus manos está la capacidad de dar formas distintas al conocimiento y la intuición de que la materia no es más que una manifestación, apenas concretada, del movimiento, de la energía

En la materia hay movimiento, en el movimiento hay energía. Y eso es lo que percibimos.

Solo que en las obras de José Manuel se perciben las etapas intermedias, secuenciadas, las ocultas al ojo humano. El artista "atrapa" ese proceso invisible y lo muestra en lo concreto, haciendo posible lo imposible.

Si a priori materia y fluidez son opuestos, en las obras de José Manuel son sinónimos y se dan a la vez. El observador puede ver, sentir, que en todo hay lo que hay, lo que puede haber, lo que habrá, lo que hubo...

Un continuo que ES, pero que ESTÁ de muchas formas y posibilidades subyacentes. Dar una forma permanente a eso, es sencillamente una maestría, extraordinario, dentro de lo genial.

Y a poco que el observador se detenga a pensar en cómo tiene delante una obra así, descubre que solo es posible con la preparación continua, exhaustiva, de una habilidad especial.

Efectivamente, a la inclinación inicial y formación autodidacta, se suman los estudios de bellas artes en Sevilla, el trabajo posterior con Víctor Ochoa y su trabajo individual. Toda una biografía dedicada a perfeccionar algo para lo que se parte ya con ventaja desde el inicio.

Los conocimientos profundos de anatomía son también evidentes. Así como los correspondientes a la plasmación de infinitos planos tanto en papel como en varios materiales. Expresar lo tridimensional en lo unidimensional. Pero además la cinética, lo que cambia, como si ante nuestros ojos se produjera el milagro más cercano a la vida.

En las esculturas de Martínez Pérez vemos ese arranque y discurso que solo puede concluir en lo autónomo, en lo vivo. Falta apenas un hálito: el de la imaginación de quien contempla, el espectador.

En los dibujos la técnica es impecable. El pulso, el trazo, el plano, la recta, la curva, todo se aúna para repetir esa sensación de movimiento en secuencia, que se transforma y muta para apresar la piel, el cartílago, el tendón, el músculo y la inercia que acaba de relajarlo o lo prepara para la contracción. Como si en vez de papel ante nuestros ojos hubiese una perfecta máquina que nos descubriese la íntima realidad del ser humano. Y todo ello como si fuera natural, sin denotar dificultad alguna. Si uno quiere corroborarlo solo tiene que ver al artista dibujar un solo trazo. No digamos ya su explicación mientras ejecuta su obra. Y ahí vuelve uno a descubrir que toda verdad es sencilla

Hay en las obras de José Manuel: VERDAD


TERESA RAMOS GROSSO
Comisaria de la exposición


photo
Jesús Moreno García
Alcalde de Tres Cantos.

Es un placer dar la bienvenida a un artista como José Manuel Martínez Peréz. Nos presenta más de 30 obras en las que admirar su particular estilo y su sensibilidad a la hora de crear y recrear el cuerpo humano y su movimiento.

photo
Teresa Ramos Grosso
Comisaria de la exposición

En las esculturas de Martínez Pérez vemos ese arranque y discurso que solo puede concluir en lo autónomo, en lo vivo. Falta apenas un hálito: el de la imaginación de quien contempla, el espectador.

photo
Víctor Ochoa Sierra
Escultor

Ahora que entrais en la exposición de José Manuel Martínez Pérez, pasad por encima de los títulos, materiales y tamaños y naveguemos entre sus magnificos relatos de lo humano.